¡Suscríbete a nuestro Feed!
¡Recibe por email las novedades!
Iniciar Sesión en Gsamartin
Buscar

gsamartin.es

gsamartin

Volver Arriba
Porque el Mundo es Redondo

Renacer

Destellos de luz en medio del invierno, fragancias inmortales de pétalos caducos

24/01/2019 |23:47
Jgsamartin
[...]
antes que el río hasta la mar te empuje
por valles y barrancas, 
olmo, quiero anotar en mi cartera
la gracia de tu rama verdecida.
Mi corazón espera
también, hacia la luz y hacia la vida,
otro milagro de la primavera.

Antonio Machado - A un olmo seco

El olor sobre mojado de la lluvia,
los adoquines grises y Madrid yermo,
cansado de gemir
ahogado en la nostalgia enmohecida
de un tic toc metálico e inhumano.
El olor de la desesperanza, el agua del olvido
de los cauces del Lete,
que han manchado Cocito y Aqueronte.
El olor de lo incierto,
alegría y color hibernan para tantos,
que patean ilusiones embarradas.

¿Pero qué esconde Madrid que siempre encuentra
días de luz en medio de la bruma,
en los que beber del fuego colorido
y respirar el cortante aliento,
de humo decorado,
en los polares días donde inmóvil,
la castellana estepa abraza sus criaturas?
De perseguir a la sombra días, de montar
los ecos de las pasadas dichas,
y recordar su sol y el rosado de sus lilas.

¿Y qué esconde la Sierra
y su perenne olor de los abetos verdes,
su mástil de esperanza y su mirada limpia?
Porque los pinos clavan
pero eternos aguijones y los musgos
son el tapiz que los vientos surca
hacia un porvenir de aliento henchido,
una carcajada pura,
un salto sin miedo hacia lo desconocido.

¿Y qué tienes tu acicalada hortensia?
Tus flores, un mosaico, de tersura maquillado
empapado de gotas de rocío
sediento de futuro, colmado de creencia.
¿Qué lleva tu savia pura, fragancia de alegría
donde encuentro,
levantando del invierno la pesada losa,
el certero reflejo de pálida luz virgen,
expectante y soñadora?
Luz consciente de que un día,
cada vez menos lejano,
será como las lilas pasto del pasado,
pero fulgor que sabe que más bella
que el abeto de la Sierra, andará erguida,
menos perenne, más brillante,
para empapar de con su fragancia un mundo nuevo.

¡Hortensia del invierno, quien pudiera arrancarte
y contigo renacer y sonreír de nuevo!


Comentarios

Aún no hay comentarios

¡Se tú el primero en escribir!.

Publicar un comentario

Necesitas estar registrado para comentar.
Iniciar sesión